De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


miércoles, 7 de septiembre de 2011


- ¿Por qué?...Yo nunca fui una persona triste ¿sabes? solía ser la alegría de la casa, la felicidad personificada, la soñadora o la seguidora de causas perdidas... tenia una ilusión por todo que daba envidia, era dulce.. así que solo me queda preguntarme ¿por qué?, ¿por qué no soy felíz hora? ¿qué ha cambiado?.. tengo miedo, me he vuelto una persona cobarde, una princesa con un corazón de hielo que nadie es capaz de derretir...la eterna princesa de hielo enfadada, gritona, y muchas veces llorona sí, esa soy yo ahora...
 - Tienes miedo, es normal.. todas las personas de tu edad lo tienen. No eres una persona fría,ni una princesa de hielo, solo estas asustada, muchas cosas están cambiando en tu vida y lo que pasa es que antes tenias estabilidad, seguridad y ahora te han puesto en un cuerda a una altura de vértigo con una vara para evitar que caigas al vacío, siempre fuiste una persona fuerte...con un carácter igual de fuerte, así que sobrevivirás.
 - Sí, pero no quiero sentirme así, en crisis conmigo misma, odiandome por cada cosa que hago, irritada...esta no soy yo.
 - Confía en mi, esto se pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario