De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


miércoles, 14 de marzo de 2012


El valiente elige: ir, o venir. Vos.. ¿qué elegís? Se hace difícil, cuesta confiar en uno mismo si lo que estás por hacer... es lo correcto. Pero no se sabe, hasta animarse. A plantarte del todo y arriesgarse, a que quizá, termine siendo lo incorrecto.No pido esa caricia perfecta, aunque de seguro... lo termine siendo. No te pido que me llenes de abrazos, sino tenerlo cuando sea el momento justo. No quiero que me llenes de palabras amablesy me prometas un "para siempre", cuando sólo me basta la verdad... que me sean sinceros. No quiero un ramo de flores ni bombones, sino que cada día, conviertas tus besos en los mejores.No te pido que me hagas felíz eternamente, pero que jures sacarme a diario una sonrisa, aunque te cueste. No estoy pidiendo imposibles. Acaso... ¿No lo ves?Como si no hubieran servido las experiencias... ¿no? Siempre me tuve que conformar con poco, y no me quejo ni nunca lo hice. Me basta con tenerte, e imaginarme que va a ser eterno (cuando los dos sabemos, que lo eterno no existe). Yo me envuelvo en mis propias ilusiones, porque los demás ayudan a que sigan creciendo. Yo prometo ser fiel y cuidarte a cada paso, pero ni aún eso es suficiente.Algún día entenderé, que no todos sienten como lo hago yo.. Que a pesar de tanto dolor, nadie me impide seguir luchando y arriesgarme hasta lo último. Porque el que sufre, aprende. Y sigo acá, aprendiendo a caminar...Pero no, no me pidas que me quede. No hay certeza que esta vez gane. O dame un motivo, sólo uno, para no irme; para no fallarme, para intentar reparar las secuelas que el pasado te dejó.
¿Sabes? Lo esencial es invisible a los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario