De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


sábado, 20 de octubre de 2012

Heridas como estrellas...

La muerte no tiene nombre, porque no hay un sentimiento que la defina. Saber que una voz se dejo de oír  ,que un par de ojos se dejo de ver, no tiene nombre. Vivimos en una burbuja , que este dolor simplemente revienta. Si el cielo esta lleno de estrellas , es porque cada vez que una muere, otra nace. No quiere decir que sean lo mismo, en la vida todo es reemplazable, pero nada es idéntico. La muerte revela la humanidad de la gente. Personas frías, poco sentimentales, que frente a la muerte se desmoronan.
Me quedo con una frase que escuché hace más de cuatro años: La muerte debe ser un lugar tan lindo que nadie quiere volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario