De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Quiero darte todo lo que llevo dentro.

Un día te levantas y descubres que algo está cambiando en tu vida. Que ya no te acuestas con una lágrima sino con una sonrisa. Que vuelves a dormir bien. Que sonríes más. Y te pones a pensar en una persona, en alguien que siempre estuvo ahí, pero en quien nunca te fijaste. Te detienes, frenas. Y te das cuenta de todo lo que has avanzado cuando echas la vista atrás. Y ahora ves aquellos problemas como un lastre del que lograste desprenderte, que solo hacían que pesara más todo y que te costase más avanzar. Y miras a tu lado, y lo ves . Con una sonrisa y una mirada que te sugiere una invitación, dice un: "vamos que te acompaño". Una mirada contestada con un abrazo, que grita en silencio eso de "gracias por ser así, como tú eres". Porque lo sientes. Y tienes ganas. Y él también. Y decidís mirar hacia adelante. Porque la felicidad es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario