De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


sábado, 16 de febrero de 2013

Adaptarse

Volver de un viaje siempre implica adaptarse a nuevos cambios, a ver más allá de lo perceptible. Comprobar que algo no anda bien o que marchan demasiado bien como para desafiar a la duda, que las cosas están patas para arriba, que el ambiente se siente algo distinto, incomodo. Es reconocer que algo o alguien falta, que el humor tiene un nuevo sentido o que esta teñido de nostalgia. Es ver que las cosas han envejecido de golpe y que están a dos centímetros de su lugar de origen, que las prendas que cuelgan en las perchas ahora tienen más arrugas desde que se guardaron. Que aquellos libros ahora están cerrados, apilados en una estantería y no en la mesita de luz habitual. Que los mates ya perdieron su gusto. Y que ya a tu celular no llegan llamadas, o mensajes como antes. Volver para quedarse, para despertar viejos sentimientos , para revivir un lugar deshabitado y probar lo obvio, que por mas que se le quiera dar vuelta al asunto todo esta exactamente donde se  había dejado, que los afectos no se habían roto y que el ambiente solo necesitaba ventilarse con aire fresco y buena música.
Y reconocer por fin, que la única que estaba fuera de lugar porque había cambiado era una misma y todo lo demás no era más que producto de la imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario