De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


martes, 3 de diciembre de 2013

Despertás, mirando al mundo con esos dos faroles. Caminas con tus ideales atrás,como si fueran un guardaespaldas. Generas rutinas pero buscas ser amigo de lo inesperado, de cualquier experiencia que salga de lo cotidiano. Y aunque a veces te cansas, esta bueno ese juego que generas con la vida: probarte a vos mismo, ver hasta donde podes llegar. Este recorrido esta lleno de personas. Todas aparecieron de la misma manera, siendo lo inesperado, la novedad. Pero de a poco van tomando forma, van tomando color. De a poco cambia la distancia. Algunas personas se acercan, otras se alejan. Personas que hacen un año era imprescindibles , pero ahora ostentan un titulo de extraños; humanos irreconocibles en una muchedumbre que de a poco se acercaron al cuerpo, al alma. La rutina te va consumiendo el cerebro hasta que frenas en seco, hasta que preguntas que paso. Las personas toman distancia por algo, pero nunca se van. Incluso después de darte la espalda, si dos personas empiezan a cambiar, este mundo es circular y obligará a ese que se fue dando la espalda, a mirarte a los ojos. Siempre se vuelven a encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario