De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


martes, 2 de septiembre de 2014

Todo en la vida es temporal



Y de repente, la vida me pegó. No fue una realidad transitoria, mas bien fue un choque violento. No importaba cuanto me esmerara, esa pequeña idea estaba fija en mi mente. No podía evitarlo. Caminar por la calle, y respirar hondo una y otra vez. Todo se convertía en una señal de que mi razonamiento era lo más acertado que había aterrizado en mi mente alguna vez: "Todo en la vida es temporal", me dije frente al espejo. Todo en la vida es temporal. Desde el mejor momento de mi existencia donde sintiera tocar el cielo con las manos, hasta el mismísimo infierno, cada herida, cada duelo que hiciera trizas mi conciencia. Todo en algún momento iba a terminar. La vida era la composición de miles de instantes pasajeros,de miles de recuerdos encadenados. Lo único que podía hacer era verla transcurrir, permitir que se escape de mis manos, sin aferrarme a nada.
Aferrarse no es sano, todo en la vida es temporal. Las cosas cumplen un ciclo en nuestra vida, las personas también. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario