De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


viernes, 17 de julio de 2015

Todo lo valioso en la vida es frágil, por eso es valioso. La vida es una galería llena de cristales y uno pasa por ella intentando ser un gato, hábil, sigiloso, para que nada se rompa, porque vale. Nuestro cuerpo es frágil, nuestro corazón es frágil, nuestra felicidad, también es frágil. Es un juego de equilibrista, es caminar sobre la cuerda sin red, sabiendo que un frágil movimiento nos hace caer, al vacío. Porque seres tan frágiles nos creemos invencibles. La vida es valiosa porque es frágil, no lo entendía mi viejo, le sonaba contradictorio. Un mal movimiento o un golpecito y el cristal se resquebrajan y nos corta en mil pedazos. Una mirada, una palabra, un gesto; una noticia nos recuerda lo frágiles que somos. Creemos que dureza es lo opuesto a fragilidad, pero la fuerza no esta en la dureza, sino en la fragilidad. Amas y al rato odias, ¿por que un vinculo, un sentimiento puede ser tan frágil? ¿Porque es débil o porque somos demasiado rígidos? Creemos que tenemos que mostrarnos fuertes como una roca, invencibles, sólidos como un rascacielo hasta el cielo, pero los rascacielos se construyen con método y oscilación, para que se puedan mover y no sean rígidos, porque un rascacielos rígido, al más mínimo viento se derrumba. Y esa es tu gracia, quizás tu belleza, vos oscilas, sos suave, sos flexible, para no quebrarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario