De Buenos Aires- Argentina

Escritora en el tiempo libre sin títulos de por medio, únicamente por gusto y placer. Coleccionista de libros y buena música. Amante de las tardes lluviosas de invierno con películas en la cama y tapada hasta el cuello. De más esta decir que me apasiona escribir, decir lo que pienso en un lugar que no me puedan callar, imaginar sin limites, darle valor a cosas absurdas, esas de las que a nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con las palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible , tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente, tan todo que termino creyendo que ni yo encajo en el. Manija del rock. Vegetariana por elección no por obligación. Apasionada en mi profesión y en mi vida en general. Amo mucho y sin limites, porque creo que así debería de ser siempre. Amar por sobre todas las cosas, es lo único que nos va a salvar. Rebelde, agitadora, revolucionaria si la situación lo requiere. A veces débil,a veces fuerte, a veces ida y otras no tantas, con los pies en la tierra. Sueño mucho y en grande, sueño para moverme, me muevo para vivir. Viajar para renovarse, para cambiar.


martes, 27 de marzo de 2018

Armate un basurero. Tené un lugar privilegiado y establecido dónde tengas el derecho de ir a tirar todo lo que no te sirve. Visitalo con frecuencia para pegarte en libertad esos gritos que tenés atravesados en la garganta. Ponele un nombre y una dirección. Elegite el basurero que más cómodo te quede. Que no se entere nadie. Es tuyo. Y entonces, cuando sientas que ya no podés más, empezá a correr. Dispará. Corré con ganas. Transpirate la camiseta, que te quede la espalda bien mojada. No dejes de correr. Que te latan las piernas y te tiemble el alma. Andá sumando y recordando todo el dolor, toda esa bronca , toda esa tristeza, todo ese fastidio que tenés adentro. Acordate quién te lo generó. Que pasó. Qué sentiste. Que sentís. Sentilo. No dejes de sentirlo. Dale que llegaste. Entrá de una patada y vomitá. Vomitá todo lo que te cayó mal este tiempo. Este día. Ayer, hoy y mañana. Puteá, gritá, llorá, pedí. Vomitá de una vez. Liberate de todo eso que tenés adentro y que te impide ser vos, ahí afuera.
Tocá para vos. Date lo mejor. Y que toda esa mierda se quede en el basurero.
Elegite un basurero dónde ir a dejar lo que tenés que tirar. Tirá, carajo. Que de a poco y de a ratos, te estás curando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario